Café

Me gusta el café. Y me gusta mucho. Aunque reconozco que ha habido momentos de mi vida en los que he tomado más… y también momentos en los que menos.

Y me gusta disfrutar de un café con los amigos, y con los comapñeros de trabajo (éste es uno de los mejores momentos del curro).

Y creo que esto del café es un ritual. Sí, porque cada uno tiene sus manías, sus gustos, unos lo toman con azúcar, otros con sacarina, otros no le echamos nada, hay quien lo pide cortado, o con leche o solo, o descafeinado, en vaso, en taza…

Y siempre que te tomas un café, haces lo mismo. Mueves el azucarillo, lo abres, echas la cantidad que quieres, metes dentro el trocito de sobre que abriste, le das vuelta al café, pones la cucharilla en el plato o en la mesa (unos boca arriba, otros boca abajo…) y a disfrutar de esta infusión que cuenta con innumerables adeptos.

Dando una vuelta por blogs de contenidos diseñísticos, encontré dos que dedicaban unas cuantas líneas a esta bebida, bueno, más bien a la cafeína.

Imagen que recoge The Cosmonauts. Aunque el original es de Homeowners Insurance.

Y un gracioso experimento sobre los efectos de la cafeína tomada en grandes dosis… En Duopixel.

Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Chiqui, pues es una gracia, por muy bonito que sea, no crees??

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: